jueves, 7 de marzo de 2013

FOTOGRAFÍA-DESDE MI PRIMERA INSTAMATIC

Repasando mis albúmes de fotos, he caído en la cuenta de que llevaba mucho tiempo, hasta hace muy poco,  olvidada una de mis más viejas aficiones: LA FOTOGRAFIA.


Mi primera cámara fue una KODAK INSTAMATIC, aquellas que llevaban como un carrete doble, el foco era fijo, la lente sencilla y sacaba fotos cuadradas. Para pasar el carrete había que girar una ruedecilla en la parte posterior hasta notar un tope. Era una cámara muy sencilla, pero a mí me ilusionó tanto como si me hubieran regalado una profesional. Me encantaba fotografiar todo, calles, animales, flores toda clase de objetos, pero lo que más hacerles fotos a mis amigos. Estoy hablando de finales de los años sesenta, por aquella época, me encantaba la llegada de las fiestas patronales, a pesar de ser un pueblo pequeño, principalmente dedicado a la agricultura, tenía un gran arraigo cultural y esas fiestas eran de las mejores que se celebraban en la comarca. Recuerdo haber hecho uso de mi cámara fotografiando la construcción de la plaza de toros, que se hacía de troncos de madera entrelazados, formando una valla circular en la PLAZA MAYOR y como no, el palco donde se sentaban el alcalde y los caciques del pueblo. Recuerdo haber hecho alguna foto a Los Pequenikes, un grupo musical muy bueno y a Junior, ex-componente del dúo Juan y Junior. Cuando llevaba el carrete a la pequeña tienda de revelado me pasaba días enteros con ansiedad esperando a ver el resultado de tales fotos. Muy distinto a la actualidad, que puedes ver al momento, con las cámaras digitales o los teléfonos móviles etc.

Pasaron muchos años hasta comprar mi primera réflex, una KONIKA, mejor dicho un maletín con flash, gran angular y tele. Por entonces compartía afición con una joven que vivía en la misma calle donde yo trabajaba, con ella aprendí a revelar en el cuarto oscuro improvisado en el baño. Recuerdo los fuertes olores  de los líquidos de revelar. Era una labor de mucha paciencia. Primero lo hacíamos revelando los carretes en blanco y negro. La cantidad de veces que se nos enganchaba el carrete en la espiral del tubo...la oscuridad debía ser absoluta, sellábamos las juntas de las puertas con cinta aislante negra para evitar que se filtrara el mínimo rallito de luz. Contando mentalmente los segundos para el tiempo necesario, después fijarlo y lavarlo abundantemente. La impaciencia nos ganaba a veces y le dábamos al negativo aire con un secador, lo que causaba que alguna gota secara mal y manchara como una sombra. Pero con qué ilusión lo hacíamos....el proceso que más me gustaba era el del positivado a papel, ver como poco a poco iban apareciendo las imágenes nos hacía sentir como si hiciéramos magia, donde no había nada en segundos aparecía un rostro, un paisaje. Emocionante de veras. Y no hablemos de los viradores con olor a huevos podridos....
Aún conservo una de las mejores cámaras que he tenido, LA CANON A1. Corrían ya los 80 y con ella me saqué mi título oficial de fotógrafo, nada más y nada menos que en 1984.

Ahora todo es más rápido más fácil, la llegada de la era de la fotografía digital nos permite todo tipo de posibilidades, pero el que sea más rápido de ver los resultados no implica que cualquiera que lleve una cámara pueda hacer buenas fotos, para ello hace falta mirar con ojo de objetivo, con ojo de cámara oscura. Tener alma de pintor, pues al fin y al cabo una foto digitalizada y retocada con cualquier programa infórmatico no deja de ser, a mi parecer, una moderna técnica de pintura. Quedaron muy atrás aquellos años, aquellos primeros años en que los negativos eran de cristal con una fina capa de sales de plata...
En el siguiente capítulo os contaré mi experiencia con las polaroid.....Un saludo. Dresán.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, no sabía de tu afición a la fotgrafía. Me ha encantado el artículo.

Anónimo dijo...

Mi amor yo sí sé todo el cariño desinteresado que le has puesto simepre a hacer fotos.Jesús.

Anónimo dijo...

Me ha encantado Dresán, bueno Juan, sé que llevas muchos años haciendo fotos...un abrazo. Enrique. La Coruña.

EL OBJETIVO DE ALEX ALONSO dijo...

Yo tampoco sabía que tenías gran afición a la fotografía, me ha gustado la entrada que has hecho! te mando un saludo y un abrazo !
©Alex Alonso.

Dresan Bantalmon dijo...

Si me das tu permiso. Enrique, publico alguna de tus fotos. Fuiste mi mejor modelo.Un beso. Juan.

Dresan Bantalmon dijo...

Gracias Alex Alonso, es algo que muy poca gente conoce...pero ya es hora de que se sepa...no?